Identidad corporativa: qué es y cómo definirla

Descubre cómo definir la identidad corporativa de una empresa

La identidad corporativa se basa en la historia, la filosofía de trabajo, los valores, las normas y creencias con las que se identifica una empresa y se diferencia de las otras. Una compañía presenta una cara interna y otra externa. La primera se compone de los elementos mencionados, mientras que en la externa se refleja todo lo anterior a través de la imagen corporativa. Si te interesa, sigue leyendo. Te explicamos cómo definir la identidad corporativa de una empresa. También te invitamos a formarte en dirección y administración de empresas a través de las titulaciones que ofrecemos desde Inenka Business School.

Cómo definir la identidad corporativa de una compañía

La identidad de una empresa vendría a ser lo mismo que su personalidad. Definir los rasgos, integrarlos y aplicarlos a través de una estrategia aumenta las posibilidades de que dicha personalidad se perciba de forma más precisa y en menor tiempo. Para transmitirla, las empresas utilizan distintos medios, pero la comunicación es la principal vía.

Ahora bien, ¿sabes cómo se define la identidad de una empresa? A continuación, te lo explicamos punto por punto.

Filosofía

La filosofía de la empresa se define a partir de una misión, unos valores y una visión. Para ello, debe darse respuesta a preguntas como: qué es y qué hace la empresa, cuáles son sus principios profesionales y hacia dónde quiere llegar.

Cultura corporativa

La cultura empresarial se determina desde el conjunto de creencias, pautas y valores por las que se rigen y actúan los miembros de una compañía.

Imagen corporativa

Consiste en definir la identidad visual de la compañía con el objetivo de transmitir todo lo mencionado anteriormente. A partir de ello se crea la marca, que la componen el nombre, el logo, el isotipo, el isologotipo y el color corporativo. Con todo esto, el consumidor es capaz de reconocer con rapidez la marca de una empresa.

Reputación online

La identidad corporativa puede difundirse o analizar su impacto a través de distintas herramientas, como las redes sociales. Con ellas también se pueden detectar problemas que afecten a la reputación, así como conocer la opinión de los consumidores, ya sean positivas como negativas.

COMPARTE ESTE POST
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin