Qué importancia tiene la comunicación asertiva en una empresa

Descubre la comunicación asertiva y cómo desarrollarla para aplicarla en todos los ámbitos de tu vida

Cuando queremos transmitir información o un mensaje, muchas veces el proceso comunicativo se enfrenta a diferentes dificultades, ya sean distracciones o la falta de comunicación asertiva por parte del emisor. Y es que comunicarse de forma asertiva contribuye a ganar confianza en nosotros mismos y mejorar nuestras relaciones con los demás, sea cual sea el ámbito. Por eso, hoy queremos explicarte de qué trata la comunicación asertiva y cómo ponerla en práctica.

Además, si quieres mejorar tus habilidades profesionales o especializarte en psicología empresarial, nuestra escuela asociada cuenta con diferentes cursos y másters para estudiar coaching empresarial. ¡Vamos allá!

¿Qué es la comunicación asertiva?

La comunicación asertiva se basa en la capacidad que tiene una persona para expresarse de forma clara, confiada y con respeto. Es un estilo de comunicación directo, abierto, honesto, no amenazante y pausado.

Para que el proceso comunicativo sea asertivo, se deben tener en cuenta ciertos factores relacionados con aspectos emotivos, psicológicos y pragmáticos. Así pues, la comunicación asertiva se caracteriza por:

  • Claridad. Expresar los sentimientos, deseos y necesidades de forma clara, apropiada y respetuosa.
  • Vocalización. El tono de voz y la pronunciación indicen en la forma en que nos comunicamos. Debemos evitar hablar muy rápido o susurrar, además de utilizar un tono de voz monótono.
  • Postura corporal. Cuando nos expresamos, el cuerpo también transmite un mensaje. La postura debe ser abierta y franca ya que generará confianza. También hay que mantener el contacto visual a la hora de escuchar y hablar.
  • Gesticulación. Hacer gestos cuando hablamos refuerza el mensaje que queremos transmitir, pero también pueden confundir al receptor. Trata de gesticular con coherencia y acompañar el mensaje con ello.
  • Localización. A la hora de mantener una conversación importante, debemos escoger el lugar idóneo. Las personas se muestran más comprensivas y atentas en lugares tranquilos y seguros, lejos de ruidos y distracciones.
  • Reciprocidad. Evita caer en un monólogo e invierte el mismo tiempo que hablas en escuchar. De esta manera, no transmitirás indiferencia.

Consejos para comunicarse asertivamente en el trabajo

Ser asertivo en el trabajo resulta muy útil, ya que pasamos gran parte de nuestro día allí. Se convierte en una habilidad fundamental para mantener relaciones saludables con aquellos que nos rodean.

A nivel laboral, la asertividad ofrece muchas ventajas, como la resolución de diferencias entre compañeros, proyectar confianza y crear un ambiente de trabajo agradable. Por eso, si estás interesado/a en desarrollar la comunicación asertiva y ponerla en práctica, aquí te damos algunos consejos.

Comunica sin juzgar

Separa los prejuicios de tus comentarios y opiniones, tratando de ser lo más objetivo posible con los que vayas a comentar. Si el receptor percibe un juicio por tu parte, probablemente deje de escucharte o se ponga a la defensiva.

Identifica y expresa tus sentimientos

Lo único indiscutible son los sentimientos, eso que una opinión te hace sentir. La clave está en describir tus sensaciones internas sin explicar tus pensamientos o interpretaciones que hagas de los actos de los demás.

Encuentra e identifica tu necesidad no satisfecha

Cuando nuestras necesidades están cubiertas nos sentimos bien, pero cuando no lo están nos generan malestar. Por ejemplo, si alguien se apropia de tus méritos o no se te recompensa lo suficiente, seguramente tengas la necesidad de sentirte reconocido. Así pues, cuando no entiendas el motivo por el que alguien hace o dice algo, intenta descubrir qué necesidad intenta cubrir.

COMPARTE ESTE POST
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin