Liderazgo organizacional: ¿por qué es importante?

Descubre el liderazgo organizacional y su importancia en una empresa

Hoy en día existen tantos tipos de jefes como de líderes. Sí, ser jefe y ser líder no es lo mismo, así como tampoco lo son todos los métodos para liderar. Es cierto que existen muchos tipos de liderazgo, pero desde hace unos años ha tomado gran relevancia el liderazgo organizacional. Este se centra en la figura del líder, quien influye a todos los trabajadores que forman parte de una compañía. Además de motivarles, está capacitado para detectar las fortalezas y debilidades de cada miembro, y en función de cuáles sean, les orienta para que saquen el mayor partido a sus habilidades.

Si quieres saber más sobre ello, sigue leyendo. Y si quieres mejorar tus habilidades profesionales, echa un vistazo a la oferta formativa que te ofrece nuestro centro de estudios.

Las claves del liderazgo organizacional

Para implementar y seguir este tipo de liderazgo empresarial es necesario utilizar herramientas como el análisis DAFO. Aunque se acostumbra a utilizar para compañías, proyectos y marcas, también puede enfocarse hacia las personas.

Todos tenemos nuestras fortalezas y debilidades, pero es muy importante que el líder las conozca. De esta manera, podrá explotar al máximo las habilidades y contrarrestar las debilidades de cada uno de los miembros de la compañía. Asimismo, podrá aprovechar todas las oportunidades que se presenten y minimizar los efectos que puedan provocar posibles amenazas.

Así pues, el líder debe encontrar la mejor manera para que todos los miembros se complementen. Para ello, el clima laboral juega un papel muy importante. Las relaciones entre ellos deben ser lo más agradables y fluidas posibles, ya que si existen conflictos repercutirán en la productividad de cada uno de ellos.

Tipos de liderazgo organizacional

Aunque el liderazgo empresarial parte de una misma base (la que te hemos explicado arriba), existen diferentes tipos de liderazgo. Estos varían según la actitud o forma de hacer del líder. A continuación, te mencionamos los más comunes.

Liderazgo natural

Se trata de un líder que cumple todos los requisitos para serlo, pero no ha sido proclamado como tal dentro de la compañía. Los miembros siguen sus recomendaciones, convirtiéndose en una figura muy apreciada en el grupo de trabajo.

Liderazgo autoritario

Este liderazgo se basa en la autoridad del líder, sin discutir sus decisiones. Está marcado por la falta de comunicación y libertad de movimiento de los grupos de trabajo. Todo recae sobre el líder, tanto lo bueno como lo malo, aunque esto suele derivarlo a los empleados. En definitiva, este tipo de liderazgo recuerda a la figura del antiguo jefe autoritario.

Liderazgo participativo

Como su nombre indica, todos los trabajadores participan en las decisiones que deben tomarse, aportando sus opiniones y puntos de vista. Hay una colaboración activa entre líder e integrantes, basada en la igualdad de condiciones y en constante diálogo. Resulta un tipo de liderazgo muy saludable.

Liderazgo carismático

Hoy en día es el más habitual en las organizaciones. Trabaja sobre los sentimientos y sensaciones positivas de un grupo de trabajo. El líder tiene una personalidad fuerte y todo gira entorno a él.

COMPARTE ESTE POST
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin