Reskilling: cómo reciclarse laboralmente

Qué es el reskilling y qué ventajas laborales aporta

Big Data, Inteligencia Artificial, nuevas tecnologías… La sociedad avanza a grandes pasos. Vivimos en un cambio constante, en el que la volatilidad ha provocado que muchos profesionales tengan que adaptar sus conocimientos y habilidades a esta nueva realidad. A esta adaptación se le llama reskilling, también conocido como reciclaje laboral. Esta capacidad es muy importante para que un trabajador pueda realizar correctamente una nueva profesión o función dentro de su puesto de trabajo. Porque aquellas personas que no son capaces de “reciclarse” pueden incluso perder su puesto de trabajo. Así pues, si quieres saber en qué consiste y los beneficios del reskilling, sigue leyendo. Y recuerda que puedes mejorar tus capacidades laborales a través de la formación en informática y nuevas tecnologías de nuestra escuela asociada, Escuela Fintech.

En qué consiste el reskilling

El reskilling o reciclaje laboral consiste en adquirir nuevas competencias y habilidades para ejercer nuevas funciones dentro de un puesto de trabajo, así como una nueva profesión. Dichas habilidades se desarrollan a partir de las ya adquiridas, por lo que mejoramos nuestras competencias laborales en general. De esta manera, el reskilling facilita la adaptación del empleado a nuevos cambios laborales.

Cuando un empleado decide reciclarse para ampliar sus posibilidades laborales, es imprescindible que tenga claro a qué áreas quiere reorientar su carrera profesional, habilidades y competencias. Por parte de la empresa, el reskilling tiene que ir acompañado de una correcta gestión del talento e inversión.

Así pues, reciclarse es, actualmente, la mejor manera para anticiparse a los cambios constantes del mercado laboral y enriquecer la carrera profesional de un trabajador.

Beneficios del reskilling

El reskilling es igual de beneficioso para un empleado como para una empresa. Y es que, ¿por qué una persona debería reciclarse laboralmente? Entre los principales motivos, encontramos:

  • Mejora de la productividad.
  • Mayor consecución de objetivos y metas empresariales.
  • Mayor reputación.
  • Facilidad para reinventarse.
  • Mayor ventaja competitiva.
  • Capacidad de adaptación.
  • Fidelización de los trabajadores.

Así pues, a través del reciclaje laboral, las empresas y los trabajadores pueden crecer conjuntamente y alcanzar el éxito empresarial y profesional, respectivamente.

Cómo reciclarse laboralmente

Si crees que ha llegado el momento de reciclarte profesionalmente debes, en primer lugar, tener ganas de estudiar y desarrollarte. Y, sobre todo, tienes que estar seguro/a del sector que has escogido para reinventarte, ya sea Big Data, Business Intelligence, etc.

Para fomentar el reskilling existen una serie de estrategias. Las más utilizadas son:

Cursos y certificaciones

Las empresas se aseguran que los empleados se forman a través de titulaciones de calidad. Para el trabajador, supone una oportunidad para mejorar sus aptitudes y darle un valor añadido a su puesto de trabajo y CV. Este tipo de estrategia resulta muy útil para acreditar conocimientos y habilidades desarrolladas.

Coaching

Los programas de coaching presentan una gran ventaja: que son personalizados. El empleado se implica y colabora en mayor medida, porque es él el encargado de orientar y planificar su formación. El coach, se encarga de potenciar las habilidades con las que ya cuenta el trabajador, así como mejorar en otras.

eLearning

Esta estrategia es rápida, cómoda y muy flexible. El trabajador puede adaptar los estudios a su ritmo y sin tener que desplazarse. Otra gran ventaja de la formación online es que existe una gran variedad de oferta formativa para capacitarse laboralmente.

Aprendizaje mixto

En esta estrategia se combinan varias de las anteriores. A grandes rasgos, se mezclan las ventajas que presenta la formación tradicional con el e-learning, además de adecuar los objetivos y resultados.

COMPARTE ESTE POST
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin