Upskilling: aprender para crecer

Descubre que es el upskilling y cómo aplicarlo en la empresa

Anteriormente te hablamos de la importancia de reciclarse laboralmente (reskilling), pero el aprendizaje continuo para mejorar nuestras competencias laborales también es clave para el crecimiento profesional. Esto se conoce como upskilling, una tendencia laboral que favorece la empleabilidad a través de la formación continua. Gracias a ello, los empleados mejoran sus habilidades y competencias dentro de la empresa, pudiendo avanzar en su trayectoria profesional y llegando a realizar diferentes roles en esta. Así pues, si quieres saber más sobre ello, sigue leyendo. Y recuerda que puedes crecer laboralmente a través de la formación online que ofrece Inenka, una de nuestras escuelas asociadas.

¿Qué es el upskilling?

Como hemos mencionado, el Upskilling consiste en el aprendizaje continuo de los empleados para que mejoren o adquieran más habilidades y competencias. De esta manera, pueden crecer profesionalmente dentro de la empresa, llegando a formar parte de distintos departamentos y cumpliendo diferentes roles.

Debido a la digitalización y el desarrollo tecnológico, el reskilling y el upskilling han tomado gran relevancia en los últimos años. Porque cada vez es más necesario dominar ciertas competencias o habilidades. Además, el upskilling contribuye a disminuir la brecha de talento digital y cubrir puestos vacantes, porque los empleados están más capacitados.

Así pues, el upskilling contribuye a la creación de oportunidades de mejora y dar mayor importancia a los empleados, lo que fomenta la motivación a la hora de hacer su trabajo. Además, facilita el desarrollo profesional y personal dentro de la empresa, pudiendo ascender en sus puestos de trabajo.

Ventajas del upskilling para el empleado y la empresa

Para el trabajador, el upskilling supone una oportunidad para ganar un aumento de su sueldo, mejorar su vida laboral, superarse profesionalmente e incluso hacer un cambio en su carrera profesional.

Por otro lado, para la empresa supone un ahorro de dinero en la contratación de nuevos empleados, porque se mejora el compromiso y se retiene el talento de los que ya forman parte de ella. Además, fomenta el buen funcionamiento de la compañía porque los trabajadores mejoran sus competencias.

Estrategias para fomentar el upskilling

Para implementar el upskilling en una empresa, se suelen utilizar una serie de estrategias. Las más comunes son:

Programas de capacitación y certificaciones

A través de estos programas, los empleados pueden capacitarse para mejorar habilidades específicas necesarias en su puesto de trabajo. Además, las formaciones que ofrecer un certificado al finalizar, suponen una oportunidad constatar las nuevas habilidades adquiridas.

Planes de desarrollo personal

Se da la oportunidad a los trabajadores de montar su propio programa upskilling, en el que pueden mejorar las habilidades y competencias que más deseen. Dicha personalización motiva a los empleados a la vez que pueden enfocar su carrera profesional hacia las áreas que mas les interesen.

Programas integrados en la jornada laboral

Una estrategia muy eficaz es integrar los planes de upskilling dentro de la jornada laboral. De esta manera, no se reduce la productividad ni supone una carga extra a la vida personal del trabajador.

COMPARTE ESTE POST
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin