Diferencia entre eficiencia y eficacia empresarial

Conoce la diferencia entre eficiencia y eficacia empresarial

Normalmente solemos utilizar los términos de eficiencia y eficacia como sinónimos, pero realmente no lo son. A nivel económico y empresarial, las diferencias entre ambos conceptos son muy notorias. Por eso, en este post os vamos a explicar la diferencia entre eficiencia y eficacia. Y si quieres mejorar tus capacidades profesionales y ponerlo en práctica en tu día a día, puedes estudiar coaching empresarial a través de las titulaciones disponible en el Centro de Estudios de Psicología.

Qué es eficiencia y eficacia empresarial

A nivel productivo, la eficiencia es la relación que hay entre la producción de una empresa y los recursos utilizados para ello. Cuando se consigue una mayor producción utilizando los mismos recursos, o se produce lo mismo reduciendo recursos, entonces es cuando hablamos de eficiencia. Esta busca mejorar la manera de optimizar resultados.

En cambio, la eficacia hace referencia a la capacidad que tiene una persona, equipo de trabajo o empresa para alcanzar una meta. Por ejemplo, un empleado es eficaz cuando cumple con los plazos de entrega de un proyecto. Así pues, la eficacia se centra en la manera que se consiguen cumplir unos objetivos.

Diferencia entre eficiencia y eficacia laboral

Como puedes ver, la diferencia entre eficiencia y eficacia es notoria. Que haya eficiencia no implica que también haya eficacia, y viceversa. También puede darse el caso que la empresa no sea ni eficaz ni eficiente, lo que tendrá graves consecuencias para esta.

En la eficiencia importa la capacidad de producir con la menor cantidad de recursos. En cambio, en la eficacia importa la consecución de objetivos, independientemente del proceso que se haya seguido.

Para entenderlo mejor, vamos a facilitarte un ejemplo. Un empleado que hace 50 unidades de un producto en 8 horas es eficaz, mientras que un empleado que hace 50 unidades en 6 horas es eficiente. Los dos trabajadores son capaces de conseguir el mismo objetivo, pero el empleado eficiente no necesita tantos recursos como el eficaz.

La eficacia y eficiencia son de vital importancia para la productividad de cualquier compañía. Hacer bien el trabajo con el menor número de recursos posibles es esencial para mejorar el rendimiento, la calidad y los resultados de un negocio. Y es que ambas habilidades son muy valoradas actualmente en el sector empresarial.

COMPARTE ESTE POST
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin